¿ Hay vida después de emprender ?¿ Domingo de resurreción?

Como siempre os contamos nuestra experiencia que por lo menos así nos desahogamos.

Momento de película americana: una chica lozana, licenciada en Derecho y después de pasar unas prácticas en un despacho británico al estilo ” una rubia muy legal” o la tragicomedia española ” una becaria muy legal” seguí a mi corazón y sí señores lo hice porque los #youngsters otra cosa no pero de sueños e ilusiones pineamos, que diga vivimos. Mi falta de responsabilidades, soltera, sin hijos, sin hipoteca, sin asesores ni formación específica para dar el paso que supone emprender…y también sin ahorros (dato importante) no supuso barrera para mi sueño.
Pasaron los años, cuatro en total, y me casé, luego vino El Niño y ahora empieza a dar patadas la hipoteca.En otro post ya hablé de lo que supuso ser autonóma/ emprendedora – como guste- embarazada… ahora que empezamos de nuevo con la prórroga electoral dejamos ese balón por si quieren tirarlo en la tanda de penalties ( wooow impresionada de mí misma de esta metáfora al estilo de los Manolos).

Bueno pues en mi NO baja  me plantee mi existencia como autónoma, como lo había hecho ya tantas veces antes y en tantos post, pero ahora era diferente, siendo ese criterio el más importante de mi vida: la personita que he traído al mundo.  Mi Sueño de emprender era un agujero negro de recursos, ya no sólo de dinero, sino también de tiempo, energía e incluso de ilusión. Así que empecé mi nueva temporada y por exigencias de guión , decidí buscar trabajo “de verdad” como lo llaman algunos. Había estudiado Derecho, era de las últimas en obtener una licenciatura, pero al no colegiarme no podría ejercer sin hacer el máster ( esto se merece su propio post e incluso que Reese Witherspoon produzca nueva película por la vergüenza de sistema que tenemos en este país).

Siendo emprendedora como soy ( soy de las que piensan que hay emprendedores que son por sí ya y los afortunados que se hacen) utilicé mi SOLUCIÓN para todo, LA CREATIVIDAD. Ahora me tocaba ser creativa en la búsqueda de empleo ( si eres amante de infojobs deja de leer este post).

Mientras miraba la pantalla de mi ordenador con el viejo y escueto CV, vamos ese universitario que puedes hacerlo en la servilleta de la cafeteria de la facultad ( ya te viene el sello de ” gracias por tu visita”), pensé…¿y ahora qué me invento?

Resulta que no hacia falta que me inventase nada, los últimos 4 años había dirigido un proyecto como mejor supe y  sí señores que mejor que yo para hacerme las recomendaciones porque nadie como yo sabe lo que ha supuesto tener 4 años mi empresa: gestioné la relación con proveedores y clientes; supervisé el proceso de producción y fabricación; llevé la comunicación y el marketing; era responsable del departamento de ventas; he pasado momentos conflictivos como ir a juicio y también a ferias en Estados Unidos y luchar por la marca España; gestioné el papeleo de importar y exportar, impuestos, pagos, ect….Redactaba el blog y buscaba colaboradores; montaba los escenarios y supervisaba todas las sesiones de fotos; gestionaba inventarios y envíos…y así mil cosas. Diseñé, cree y cuidé un mundo alrededor de mi proyecto

No lo hice tan mal cuando gané un premio, formé parte de programas europeos, participé en programas españoles. He dado conferencias y alguna clase en un master, me han entrevistado para tele, radio, periódicos y blogs… y esto siendo un youngster de Pro. El saber plasmarlo en un cv es justo y necesario.

Todo eso lo plasmé en mi CV, resaltando lo que mejor se me daba y resaltando todo aquello relacionado con el sector en el que me gustaría trabajar.

Gracias a los 4 años invertidos en mi misma, en mi proyecto y en mi sueño, aprendí mucho más de lo que hubiese aprendido en un despacho, o por lo menos muy diferente a cómo lo hubiese hecho. Y me ha dado la visión de un empresario y eso al trabajar se nota muuucho.

Gracias a esta experiencia conseguí un trabajo que me permite seguir formándome, aprendiendo, igual que lo hacía con mi “startup” pero con la seguridad de una nómina a final de mes…y eso por ahora, también mola…hasta que me lance en mi siguiente proyecto. Tengo muy claro que en mi ADN está el gen del emprendedor.

Gracias Galileo Galilei cuando me dijiste que la “ La mayor sabiduria que existe es conocerse a uno mismo” porque te hice caso en mi embarazo y me salió rodado el CV (aunque mi pequeño tardó bastante )

 

 

La imagen de mi imaginario estudio y look COOL es de Bench Accounting ( @benchaccounting) Ideales y limpias todas sus imagenes

Anuncios
Posted by:helloyoungstersblog

Buscamos poner LUZ a la incertidumbre del futuro. Jóvenes que trabajamos para los jóvenes. Trabajamos en el presente para mejorarlo y ganarnos el futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s